Entradas

“Los esfuerzos realizados por la equidad de género en el país han contribuido en el aumento del emprendimiento femenino”

Artículo escrito por: 

Vicente Sanabria

 Director del Programa de Emprendimiento de Unipanamericana

 

Las mujeres emprenden porque quieren, los hombres porque lo necesitan, así titula portafolio (Portafolio, marzo 8 de 2109) un artículo donde analizan la participación de las mujeres en el emprendimiento. En el artículo en cuestión aseveran que entre 2014 y 2018 la participación del género femenino en la creación de empresas respecto de los hombres aumentó de un 44,1% a un 48,3%, es decir, hoy en día podría estar pareja la participación de hombres y mujeres en la creación de empresas. 

Vicente Sanabria, Director del Programa de Emprendimiento.

Allí también se afirma, que los factores que han permitido que las mujeres incursionen más en el mundo de los negocios está el empoderamiento y la generación de ecosistemas enfocados a apoyar el emprendimiento femenino, lo cual sin lugar a duda comparto. Pero adicional a ello, es un hecho que, según la OCDE, Colombia ocupa el puesto 14 a nivel mundial entre los países que menos discrimina a la mujer, factor que también contribuye al emprendimiento femenino, y hay que reconocer que en el país se han hecho grandes esfuerzos por avanzar en la equidad de género. No obstante, pienso que en realidad la capacidad de emprender no está definido por la naturaleza, sexo o raza, sino por las características propias del emprendedor. 

El emprendimiento tiene su punto de partida en la creatividad, que es una capacidad que todo ser humano tiene, algunos la tienen más desarrollada que otros, pero está presente en todas las personas. Sin embargo, no todos tienen la capacidad de detectar una buena idea, que es aquella que resuelve un problema de forma innovadora, aquella por la cual el cliente está dispuesto a pagar, y adicionalmente es sostenible y escalable. Luego es una característica propia del emprendedor indiferentemente sea mujer u hombre. 

El emprendedor, adicionalmente, debe tener iniciativa, capacidad de adaptación, ansias de lograr grandes cosas, resiliencia, pasión por su proyecto, estar permanentemente a la caza de oportunidades, tener mente abierta para escuchar a sus clientes y sobre todo, tenacidad para seguir adelante en los malos momentos y firmeza para el trabajo arduo. 

Son estas características las que apoyan el emprendimiento, bien tenga este como resultado la creación de una nueva empresa o la generación de un nuevo proyecto al interior de una organización ya constituida.